El Poder de 2


Durante 37 años CASP ha creído en el Poder de 2. Creemos que si unimos la experiencia de dedicados profesionales con el amor y la esperanza que los padres sienten y tienen por sus hijos, cosas sorprendentes y muy poderosas tendrán lugar. Los niños con habilidades diferentes se convertirán en personas independientes, productivas y felices.

El Poder de 2 pone énfasis en el poder y la importancia de esta relación dinámica y ha sido pieza clave en el éxito de CASP. Esta colaboración entre los profesionales y familias del CASP se ha convertido ahora en una de las escuelas de familias más grandes que se conoce en el mundo.

Al tiempo que damos la bienvenida al año 2017, queremos darte las gracias por ser amigo de CASP y tener fe en nuestro trabajo. Gracias a tu confianza y apoyo es que podemos seguir ofreciendo esperanza para transformar vidas, y satisfacer necesidades de las familias de niños con habilidades diferentes en Perú y en todo el mundo.

CASP realiza Ceremonia de Certificación 2016


El Centro Ann Sullivan del Perú realizó hoy, por segundo año consecutivo, la Ceremonia de Certificación 2016, en la cual se promovieron a 12 de nuestros Especialistas.

Los postulantes que accedieron al siguiente nivel son: Jatry Francisco (Especialista 1), Víctor Carbajal (Especialista 3), Teresa Jara (Master 1), César Montenegro (Master 1), Elizabeth Tijero (Master 1), Teresa Benavente (Master 1), Carmen Aranda (Master 1), Enrique Burgos (Master 1), Shirley Marroquín (Master 1), Elena Lazarte (Master 1), Hilda Salazar (Master 1), y Lizbeth Tolentino (Master 1).




Todos ellos recibieron sus respectivos birretes que simbolizan su paso al siguiente nivel, de manos de la Directora Fundadora PhD, Liliana Mayo.

Alumnos del Centro Ann Sullivan del Perú culminan curso en USIL


Este jueves 15 de diciembre se realizó la ceremonia de clausura y entrega de certificados de estudios a nuestros alumnos que culminaron satisfactoriamente el curso ‘Get Connected’, del programa ‘Red de Empleabilidad’ que impulsa la empresa Cisco Networking Academy y la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL). 

Se trata de 12 alumnos del Centro Ann Sullivan del Perú, considerada ahora como Academia CISCO, que han asistido a las clases de este programa estudiantil, durante tres meses (12 sábados), aprendiendo sobre el manejo de sistemas e informática como parte del Proyecto Piloto que Cisco Networking y USIL emprenden también en favor de mujeres de escasos recursos.

Los complacidos estudiantes del curso Get Connected con sus respectivos certificados
De Izq. a Dereh. Nuestra Directora Fundadora PhD, Liliana Mayo, y Ana María Ramírez, Directora de la Carrera de Ingeniería Informática y de Sistemas de USIL
Alumno Luis Alonso Rodríguez
Alumna del curso Get Connected agradece al Centro Ann Sullivan del Perú y a USIL

Al formar parte de la primera Red de Empleabilidad, que es una iniciativa liderada por la Carrera de Ingeniería Informática y de Sistemas de USIL, nuestros estudiantes podrán ser incluídos en la bolsa de trabajo de esa institución, mejorando su calidad de vida y disminuyendo la brecha digital. 

Cabe señalar que en el Perú, 1 de cada 10 personas con habilidades diferentes alcanza el nivel superior. Y sólo 2 de cada 10, accede a un puesto de trabajo.

La ceremonia de clausura y entrega de certificados se desarrolló en el auditorio Judith M. Le Blanc, ubicado en el Centro Ann Sullivan del Perú, en San Miguel.

Banco de la Nación contribuye a la formación ciudadana de las personas con habilidades diferentes



El Centro Ann Sullivan del Perú - CASP entregó un reconocimiento a la Agencia del Banco de la Nación, ubicada en el distrito de Pueblo Libre, por contribuir a la formación ciudadana de nuestros estudiantes. 


De esta manera, los alumnos del Centro Ann Sullivan del Perú - CASP, recibieron una capacitación para el uso adecuado de los cajeros automáticos y las operaciones en ventanilla, la misma que se desarrollo durante los días 29 de octubre, 5 y 19 de noviembre, del presente año.


Nuestros estudiantes aprendieron a formar colas en la agencia bancaria para esperar su turno de atención, también conocieron cómo retirar dinero del cajero automático, y qué hacer para realizar trámites en ventanilla.


Liliana Mayo, Directora del Centro Ann Sullivan del Perú – CASP, entregó una distinción especial a los funcionarios de esta entidad financiera, representada por la Administradora de la Agencia Pueblo Libre, Lida Capuñay, en reconocimiento a su contribución para la formación y buen desenvolvimiento social de nuestros alumnos.


El reconocimiento fue entregado durante la ceremonia de clausura de las Escuelas de Familia 2016, que se desarrolló en el auditorio del CASP.


Alumnos del Centro Ann Sullivan estudian en USIL


Los estudiantes del Centro Ann Sullivan del Perú – CASP, podrán insertarse en el mercado laboral gracias al programa ‘Red de Empleabilidad’ que impulsan la empresa Cisco y la Universidad San Ignacio de Loyola.
De esta manera, son 13 los alumnos del CASP que han recibido clases, por un periodo de tres meses (12 sábados), sobre el manejo de sistemas e informática como parte del Proyecto Piloto que Cisco y USIL emprenden también en favor de mujeres de escasos recursos.
Al formar parte de la primera Red de Empleabilidad, que es una iniciativa liderada por la Carrera de Ingeniería Informática y de Sistemas de USIL, nuestros estudiantes se capacitan en el area de Tecnología de Información y Comunicaciones para ser incluídos en el mercado laboral, contribuyendo con la mejora de su calidad de vida y la disminución de la brecha digital.
“El programa Red de Empleabilidad constituye un nexo digital entre las personas con habilidades diferentes con las empresas empleadoras, instituciones educativas, entidades de gobierno y Cisco Networking Academy. Al estar registrados en nuestra web, podrán ser evaluados y postular a las ofertas laborales”, señala Ana María Ramírez, Directora de la Carrera de Ingeniería Informática y de Sistemas de USIL. 
(De izq. a der.) Liliana Mayo, Fundadora y Directora Ejecutiva del CASP; Ana María Ramírez, Directora de la Carrera de Ingeniería Informática de Sistemas de USIL; y Lizbett Tolentino, Directora del Equipo de Educación del CASP.

Por su parte, la Fundadora y Directora Ejecutiva del CASP, PhD. Liliana Mayo, manifiesta: “Esta nueva alianza tenía una nueva iniciativa, la de por primera vez incluir a personas con habilidades diferentes. Los estudiantes de informática están apoyándolos también en los aprendizajes y esto va generar que ellos puedan tener futuros empleos en informática que es uno de los objetivos principales”.
Luis Alonso Rodríguez, estudiante del programa, destacó también la importancia de su participación en el proyecto: “Aquí puedo aprender tecnología, redes e internet”.
Los estudiantes del CASP asignados para participar en este proyecto de USIL y CISCO, cuyas edades fluctúan entre los 15 y 45 años, provienen de los programas de Inclusión Escolar y Aulas Regulares, y sus diagnósticos son autismo, retardo leve, síndrome de down y deficit cognitivo.
Cabe señalar que en el Perú, 2 de cada 3 personas con habilidades diferentes carecen de algún nivel educativo o solo cuentan con educación primaria, en el mejor de los casos. Sólo 1 de cada 10 alcanza el nivel superior. Y solo 2 de cada 10 accede a un puesto de trabajo.

CASP celebra Clausura de la Escuela de Familias 2016

El entusiasmo y emoción de nuestros alumnos y padres de familia sirvió de marco para la Clausura de la Escuela de Familias – CASP 2016.  La ceremonia contó con la participación del equipo de especialistas y el personal administrativo, quienes brindaron las pautas y consejos a las familias para continuar el trabajo en casa, en las vacaciones.

En la celebració ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ durante las vacacionea las familias para continuar el trabajo en casa con nuestros estudiantes, durante las vacacioneón se realizó también el reconocimiento a aquellas familias que aplicaron las demostraciones de enseñanza de habilidades y testimonios durante el año que ya termina. Así como una mención especial a las familias cumplidoras 2016, a las Coordinadoras del Programa ‘Ayúdate a ti mismo’, y una premiación a las familias que tuvieron el 100% de asistencia y puntualidad. Además, el ex alumno Sócrates Muñoz, quien actualmente labora como un destacado y próspero cheff, agasajó a los asistentes con bocaditos que él mismo elaboró.

Premiación para familias asistentes al programa.
Benedicta Tsuji es nombrada la 'Abuelita del año'

Familia Castro recibe Premio 'Madre y Padre Coraje'

Durante el desarrollo de esta emotiva ceremonia se hizo entrega de una distinción especial a los funcionarios del Banco de la Nación (Agencia del distrito de Pueblo Libre), representados por  la Administradora, Sra. Lida Capuñay, quien recibió esta distinción  por haber contribuido a la formación y buen desenvolvimiento social de nuestros estudiantes, capacitándolos en el manejo y correcto uso de los cajeros automáticos.  También recibió un premio especial, la Sra. Hercy Hayashida, por asistir 15 años consecutivos a la Escuela de Familia del CASP.

La celebración culminó con el homenaje a la Sra. Benedicta Tsuji, quien fue nombrada como la ‘Abuelita del 2016’ y  el gran ‘Premio de la Escuela de Familia Madre y Padre Coraje’ fue entregado a los padres de la alumna Liliana Castro, quienes participan en la Educación de su hija, durante 37 años consecutivos.   El marco musical estuvo a cargo de un grupo de madres de familia que danzaron al ritmo de la morenada titulada ‘Poderosos Apus’, baile a cargo del profesor Dayton Montufar.

Durante 36 años, la Dra. Judith M. LeBlanc se ha dedicado a apoyar y ayudar a crear la visión del CASP



La Dra. Mayo, a cargo de una escuela en proceso de crecimiento y ante la necesidad de mejorar; y después de haber leído toda la bibliografía sobre análisis conductual, se vio obligada a buscar orientación de los mismos profesionales cuyas obras había leído. Su objetivo: convencer a un profesional con experiencia en el campo académico para que venga al Perú, comprenda sus objetivos, y les aconseje sobre cómo avanzar. Su búsqueda la llevó a la Dra. Judith M. LeBlanc de la Universidad de Kansas (KU), quien aceptó viajar al Perú.

Ella estaba impresionada por lo que había visto durante su primera visita en 1981 y vio la oportunidad de poner a prueba sus ideas de cómo las personas aprenden. Así comenzó una larga y productiva relación entre la Dra. Mayo y la Dra. LeBlanc, y entre la Universidad de Kansas y CASP. Durante los siguientes 35 años, la Dra. LeBlanc regresó al Perú y ayudó a CASP a desarrollar un currículo único centrado en las habilidades funcionales y naturales diseñadas para preparar a los estudiantes para su inclusión en la vida. Con el mantra de "independiente, productivo y feliz", ella ha influido en el personal del CASP para que se concentren en las habilidades de los estudiantes y sus padres en vez de centrarse en la discapacidad.

"Una de las cosas que observamos en Judy fue la humildad con que nos enseñaba, y el respecto a nuestra cultura ", agrega la Dra. Mayo. Desde el principio, la Dra. LeBlanc alentó al equipo CASP a pensar críticamente, a tratar a los estudiantes como a ellos les gustaría ser tratados, y a tener una visión de largo plazo. La relación entre CASP y la Dra. LeBlanc ha hecho del CASP lo que es hoy y es, un testimonio verdadero del poder de la colaboración y de la belleza que surge cuando uno da de sí mismo a los demás.


Madre a Madre 2016




Por segundo año consecutivo, y gracias a una importante y generosa donación de 41 pasajes aéreos de ida y vuelta de la aerolínea peruana "Peruvian", el Centro Ann Sullivan de Perú (CASP), brindó otra exitosa capacitación denominada de "Madre a Madre". Diez equipos, formado cada uno de ellos por 2 especialistas del CASP, una madre (un papá en uno de los equipos) y su hijo con habilidades diferentes, viajaron a 10 ciudades del interior del país para llevar a cabo talleres gratuitos para los padres de niños con habilidades diferentes que viven en las ciudades y áreas circundantes. Con una participación de 1.135 padres y cuidadores, los resultados superaron las expectativas.

El programa Madre a Madre ofrece a las familias una experiencia de aprendizaje por un día, no sólo de los profesionales del CASP, sino también de padres de familias como ellos que comparten sus mismos miedos, esperanzas y sueños respecto al futuro de sus hijos. Las familias que asisten a este taller se enteran del poder de tener altas expectativas, de tratar a su hijo como una persona capaz de ser independiente, productivo y feliz y de convertirse en un maestro, así como en un padre para su hijo. Los equipos de padres /hijos del CASP llevaron a cabo demostraciones exitosas de enseñanza y aprendizaje entre un padre y su hijo para la audiencia y respondieron las preguntas que les formularon después del taller. Para las 9 madres y 1 padre, la experiencia de ser parte del equipo, compartir las experiencias que tienen con sus hijos y conocer a otros padres fue una experiencia emocionante e inolvidable.
CASP agradece también a nuestros facilitadores en las 10 ciudades por su importante participación en la organización y logística de una jornada exitosa. Dichos facilitadores consiguieron el apoyo de otras organizaciones quienes ofrecieron un local para el desarrollo del taller, un equipo de sonido, proyectores, publicidad a través de los medios locales e Internet, e hicieron los preparativos para el alojamiento, las comidas y el transporte local para cada equipo. ¡Esta jornada sinceramente no habría sido posible sin su apoyo!

Las 10 ciudades fueron escogidas en colaboración con los facilitadores voluntarios que se comprometieron a organizar los talleres. Estas ciudades fueron: Cusco, Sicuani, Arequipa, Tacna, Moquegua, Pucallpa, Moyobamba, Iquitos, Chiclayo y Sullana. Y por primera vez, estos talleres se realizaron en las ciudades de Moyobamba y Sullana.

El legado de la familia Spader

Vincent y Mary Spader, de una pequeña ciudad llamada Oldham en Dakota del Sur, se hicieron amigos especiales de CASP porque creyeron en nosotros y vieron el potencial de nuestro trabajo para hacer del mundo un mejor lugar para las personas con habilidades diferentes, y comenzaron a donar al CASP en 1999. Sus primeras donaciones permitieron a CASP iniciar la construcción de su nuevo edificio y desde entonces han apoyado la educación de dos hermanas con problemas auditivos, visuales y cognitivos. Gracias al apoyo brindado por la familia Spader, las dos hermanas hoy trabajan y mantienen a su familia. La familia permanece en contacto con el CASP y estamos muy contentos que miembros de la familia nos pudieran visitar este año. Ellos continuan dandonos su apoyo honrando la generosidad y amistad de Mary y Vincent.

Comité de Apoyo del CASP

Miki Miro Quesada de Romaña, una madre del centro, y un grupo de amigas crearon el Comité de Apoyo del CASP en 1997, así que pronto estarán cumpliendo 20 años de apoyo activo a nuestra institución. Respondieron de esa manera para ayudar a cubrir las necesidades financieras de lo que habían reconocido como un centro " único en su género "creando oportunidades para que las personas con habilidades diferentes y sus familias en Perú recibieran una educación de primera clase. Ellas reconocieron ràpidamente la importancia de capacitar y enseñar a TODAS las familias de manera que puedan llegar a ser los mejores padres maestros que podrían ser. Este Comité de Apoyo organiza eventos para ayudar a financiar becas de estudio y ofrecer apoyo a otras familias del centro.

La Realización de un Sueño

Los sueños nacen en la mente de cada persona, así fue en el caso de la Dra. Liliana Mayo.

En 1977, cuando Liliana estudiaba en la Universidad Mayor de San Marcos para obtener su licenciatura en psicología clínica, su asesor académico la etiquetó como problemática por hacer demasiadas preguntas. Gobernaba el Perú en esa década una junta militar; y a los estudiantes del área de psicología considerados "radicales", y de amplia cultura como la Dra. Liliana, se les envíaba como "castigo" a realizar sus prácticas pre-profesionales en centros de educación especial. Liliana poco sabía entonces que ese internado cambiaría su vida, y que desalentadora fue la situación que encontró. No existía una infraestructura educativa para las personas con discapacidad severa, pocas personas creían que ellos podían aprender, queriendo decir que la mayoría de ellas debería permanecer en casa, donde se aprendía poco y menos aun se lograba.

No pudiendo dar la espalda a esta realidad, abrir una escuela para personas con habilidades diferentes se convirtió en el sueño de Liliana. Con la bendición de sus padres, ella fundó una pequeña escuela en el garaje de su casa; y el 20 de agosto de 1979, el Centro Ann Sullivan del Perú (CASP) llegó a ser una realidad. De inmediato ocho estudiantes se matricularon y los amigos de Liliana de la universidad oficiaron de maestros voluntarios. Contra todo pronóstico, y no obstante su humilde origen, CASP se transformó en un centro internacional de servicio integral que atiende a más de 450 estudiantes al año, desde su nacimiento hasta la adultez. Este desarrollo también se debe al apoyo prestado por la consultora principal del CASP, Dra. Judith LeBlanc (ver artículo en la página 2) de la Universidad de Kansas, quien se unió al sueño de Liliana hace 35 años. El rol desempeñado por la Dra. LeBlanc en el desarrollo del modelo CASP fue fundamental para que CASP hiciera impacto en el mundo entero.

El programa de educación continua consta también de un currículum para estudiantes, padres y hermanos. Esto hace que CASP sea el único centro actualmente conocido, que en forma persistente y continua enseña y actualiza las habilidades de la familia durante el proceso educativo del estudiante. El modelo de inclusión a la vida de CASP tiene éxito porque las familias, las escuelas, las comunidades y los lugares de trabajo han formado un equipo que se dedica intensamente a lograr el éxito de cada estudiante.