Filosofía CASP


En el CASP creemos que todas las personas con habilidades diferentes pueden contribuir como miembros de sus hogares y de sus comunidades. Nuestro método, el Curriculum Funcional-Natural, está diseñado para que nuestros estudiantes aprendan las conductas que necesitan con el fin de trabajar en centros laborales regulares y para que puedan ser independientes en la vida diaria. El Curriculum Funcional-Natural se basa en las siguientes creencias fundamentales:

1. Las personas con habilidades diferentes pueden aprender si se les enseña con los procedimientos individualizados correctos.

Nosotros creemos que todas las personas pueden aprender. No asumimos que las personas que tienen dificultad en comunicarse no entienden y que por consiguiente no pueden aprender.

No existe un enfoque educativo único que ayude con éxito a todos los estudiantes a aprender. Nuestra función como padres y como profesionales es trabajar de manera conjunta para encontrar los procedimientos más efectivos de enseñanza para cada estudiante, y luego aplicar esos procedimientos con el fin de ayudar a los estudiantes a ser independientes en la vida.

2. Todas las personas quieren ser independientes, productivas y felices. Y se les debería brindar educación y oportunidades para lograr sus objetivos.

  • Independencia es poder desenvolverse eficazmente en todos los ambientes.
  • Productividad significa participar activamente y contribuir en la vida diaria.
  • Nosotros hemos encontrado que aquellos estudiantes quienes se vuelven independientes y productivos son más propensos a tener una vida más feliz.

Nosotros creemos que los estudiantes deben tener oportunidades para utilizar las habilidades recién adquiridas de manera inmediata en su ambiente diario, de esta manera las habilidades se vuelven útiles y por consiguiente serán reforzadas.

3. Todas las personas deberían ser incluidas en la casa, el colegio, la comunidad y el centro de trabajo.

Nosotros creemos en la inclusión a la vida, la cual asume que la sociedad debe brindar oportunidades a las personas con habilidades diferentes para que participen en actividades del hogar, del colegio, de la comunidad y del centro de trabajo.

Si se le enseña a los estudiantes de manera efectiva, ellos pueden aprender las habilidades que les permitirá convertirse en miembros valiosos de sus comunidades y por consiguiente, podrán ser capaces de ayudarse a sí mismos y a sus familias.

También, hemos encontrado que los estudiantes incluidos motivan a los que están a su alrededor, sólo por el simple hecho de mostrar lo que son capaces de lograr.

4. Todas las personas deben ser tratadas como nosotros quisiéramos que se nos trate… Con amabilidad y con respeto.

Nosotros creemos que a nadie le gustaría ser tratado como si fuera menos valioso que cualquier otra persona, y que al tratar a todas las personas con amabilidad y respecto aumenta nuestra motivación a ser mejores personas. Esta es la “regla de oro” la cual ya ha existido desde el año 2040 a.c. (Ética de la reciprocidad).

Si aplicamos esto a los programas educativos, significa que los profesores y los padres deben respetar a los estudiantes, tratarlos con amabilidad y encontrar formas interesantes y funcionales para enseñarles nuevos conocimientos.

5. Las familias pueden ser los maestros más efectivos de sus hijos, si se les enseña los procedimientos adecuados.

Nosotros creemos que la participación de los padres y de la familia en la educación de los estudiantes es esencial y por consiguiente, los padres tienen que aprender los mismos procedimientos que los profesores utilizan, para que de esa manera la educación pueda continuar en los hogares. Esto asegura que las habilidades que los estudiantes aprenden se generalizan a todos sus ambientes.

La participación de los padres es especialmente importante ya que a comparación de cualquier otra persona, ellos pasan más tiempo con sus hijos y son su mejor modelo. Hemos encontrado que reforzando en casa lo aprendido en los entornos educativos, aumenta el impacto del proceso educativo y del éxito en la vida del estudiante.

6. Los profesionales deben trabajar como socios con las familias en la educación de sus hijos. Cada uno puede aprender del otro.

Nosotros creemos que el trabajo en equipo entre los padres y los profesionales es un factor clave en el éxito del estudiante. Los padres deben ser considerados como miembros en el equipo educativo junto con los profesionales, ya que ambos tienen mucho que aportar al progreso del estudiante, y para encontrar los enfoques más efectivos para cada estudiante. Asimismo, hemos encontrado que los profesores se convierten en mejores profesores cuando aprenden de los padres, y los padres se vuelven mejores padres cuando aprenden de los profesores.

7. Los profesores deberían primero ser amigos de sus alumnos.

Nosotros creemos que si un profesor es primero y ante todo amigo de su alumno, el procedimiento usado por el profesor será más efectivo y el elogio ante cualquier trabajo del alumno será más valioso para éste. ¿Por qué?, porque nosotros siempre nos esforzamos más en frente de nuestros amigos.

8. Centrarse en lo que los estudiantes pueden hacer y no en lo que ellos no pueden hacer.

Nosotros creemos que los profesores deben determinar lo que sus alumnos pueden desempeñarse mejor y luego enseñarles lo que ellos necesitan para ser independientes en la vida, utilizando muchas de sus habilidades ya aprendidas. De esta manera, ellos disfrutarán mucho más del proceso de aprendizaje y su motivación se verá incrementada. Ellos también, de manera natural, recibirán recompensas por sus conductas adecuadas y por ello las conductas inadecuadas disminuirán.

9. El entorno del estudiante debe tener estar lleno de personas que lo apoyan y creen en su éxito.

Nosotros creemos que cada persona en el entorno del estudiante debe apoyarlo y ayudar a que haga lo mejor que pueda, ya que esto tiene un impacto directo en la autoestima del estudiante. Hemos encontrado que si los padres, familiares, profesores y amigos creen con certeza que el estudiante con habilidades diferentes puede tener éxito, entonces lo tendrá.

10. El enseñar y aprender es un proceso que debe darse de manera continua a través de los años.

Nosotros creemos que el aprendizaje nunca termina y que cada persona continúa aprendiendo nuevas cosas y adapta sus conductas conforme uno madura. Para las personas con habilidades diferentes, esto incluye la manera cómo manejar ciertas situaciones sociales, el dinero y el amor. Por esta razón nosotros creemos que la educación a lo largo de la vida es esencial para el estudiante y para su familia ya que pueden encontrarse muchas veces con situaciones nuevas y difíciles a lo largo del camino.

Suscríbase a nuestro boletín por correo electrónico: