13 consejos sobre cómo tratar a las personas con habilidades diferentes


Liliana Mayo, Ph.D., y Judith LeBlanc, Ph.D. - 2009


El Centro Ann Sullivan del Perú (CASP) utiliza la frase “personas con habilidades diferentes” (referida a personas con autismo, síndrome de Down, parálisis cerebral o retraso en el desarrollo) con el propósito de que las  familias, comunidades, colegios y lugares de trabajo presten especial atención a lo que estas personas pueden hacer, en lugar de lo que no pueden hacer.

Recuerde que las personas con habilidades diferentes:

  1. Comprenden más de lo que imaginamos. Si ellos no pueden hablar, mírelos y hable directamente con ellos, hágale preguntas que puedan responder con un si o no, e inclúyalos en las conversaciones con las personas encargadas de su cuidado y educación.
  2. Cuando se incluye a personas con habilidades diferentes en la sociedad, debemos presentarlos con su nombre como lo hacemos con todos, por ejemplo, "él es Pedro". 
  3. Desean ser tratados como otros de su misma edad cronológica y que se les incluya para aprender la manera de ser socialmente aceptados.
  4. Quieren ser tratados como los demás por su buen y no tan buen comportamiento y que se les enseñe las habilidades que necesitan para ser socialmente aceptados.
  5. No quieren ser el centro de atención de la familia, pero si ser incluidos en sus actividades para ayudarles a mejorar sus habilidades de comunicación y socialización.
  6. Necesitan escuchar a los padres y profesionales elogiar incluso sus mínimos logros, el estímulo los ayuda a seguir intentando. Nuestros comentarios positivos o negativos influyen en su motivación.
  7. No deberían estar presentes si las personas están hablando de las cosas que ellos no pueden hacer o lo que hacen mal, porque esto disminuye su autoestima y en consecuencia su motivación para ser independientes y tener éxito en la vida.
  8. Quieren que sus padres trabajen en equipo con los profesionales para incrementar su aprendizaje, avances y logros en la vida.
  9. Tienen habilidades y quienes los educan y trabajan con ellos deben enfocarse en las cosas que pueden hacer y no en las cosas que no pueden hacer o hacen mal. Enseñarles primero y luego darles la oportunidad de demostrar lo que ellos pueden hacer.
  10. Confían en sí mismos si sus familiares, amigos y aquellos que trabajan con ellos también confían en que pueden lograrlo. Si nosotros no esperamos mucho de ellos, entonces no creerán en sí mismos.
  11. Quieren que su educación comience temprano porque les puede tomar un poco más tiempo aprender, pero ellos pueden hacerlo y por eso necesitan empezar desde que son bebés.
  12. Quieren tener las mismas responsabilidades que los demás tienen en casa, en el trabajo y en la escuela.
  13. Quieren el mismo amor y protección que los otros niños reciben. La sobreprotección y el amor excesivo les impedirá ser independientes y exitosos en la vida como los demás.
 
¡Gracias por Tratarme como una Persona!